lunes, 27 de julio de 2009

De los pedidos del público…

Voy a ser franca, desde que dejé mi antigua oficina, mis viejos compañeros, mi antigua vida, material para el blog tengo a patadas!!!

Mi nuevo trabajo es una máquina de generar ideas. Claro que plasmarlas es otro tema. De qué hablar? De las brujas que viven en esta torre de marfil? De los niños ricos que tienen tristeza? De las caras de fin de espalda de algunos directores? De cómo sus narices parecen fruncirse ante la aproximación de una analista mortal? O tal vez de cómo los corporativos no tienen idea de que, además de su trabajo, en realidad esta empresa se dedica a fabricar básicamente?

Como la decisión es muy muy difícil, voy a referirme a la integridad periodística. Y como gracias a la falta de, este domingo me fasciné con Canal 26 y su emisión en vivo desde la casa de Susana de Boulogne…!

La que descubrió la perlita fue mi madre, que desde temprano venía siguiendo cómo se desarrollaba esta escena digna del mejor García Márquez… Pues parece que la señora Susana, una loca de atar y loca mala según los vecinos, llamó al canal porque no la dejan salir de la casa hace mucho tiempo.

La pantalla alternaba cosas como: “Gran tensión en Boulogne” “Conmoción entre los vecinos” (mientas los vecinos se mataban de risa frente a las cámaras).

Al principio el pseudo-periodista que conducía el circo, hablaba de 5 años. Las imágenes desde el interior de la casa de Susana eran dignas de Kosovo, de Chechenia, de algún barrio de Bagdad. Paredes despintadas, rotas, sucias. Y Susana, lejos de la diva de los teléfonos, estaba en la cama, en camisón, con una evidente falta de tintura, al grito de: “Qué quieren hacer de míiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!?????, Me quieren convertir en un espectáculo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!”

El diálogo más resonante de la tarde: “Llamen al sumen” un vecino dixit en clara referencia al SAME, a lo cual el pseudo lo corrige: “Al SAME señor” “No, no al sumen!”.

Todo esto, no les miento, duró horas, horas de aire. Y la loca mala pasaba de querer a los medios en su cuarto, a quererlos en la vereda.

Finalmente llegó la policía con un carro y dos tranvías, rajó a Canal 26, que, ni lerdo ni perezoso trataba de enganchar a los vecinos para que increparan a la cana sobre su lento accionar. Y qué hacían los vecinos? Manaban saludos a la familia!!!!!!!!!!!!!

En fin, la tv argentina, señores, no es solamente Tinelli, sépanlo, hay una fuente inagotable de barrabasadas dando vueltas… Hagan zapping, camine su decodificador, no se quede en el primer canal, con la primera Zulma Lobato que encuentre, Crónica no es la única realidad!

3 comentarios:

Luli_EM dijo...

Jajaja... Yo por eso no miro tele nacional, o muy poca!

Prefiero ver capitulos de series repetidas o peliculas viejas por vigésima vez!!!

WELCOME BACK!

Anónimo dijo...

Cuchame Pau, no pretenderas volver a tu antigua oficina no? Mira que ya mandamos a envidriar tu antiguo escritorio, de manera que nunca mas nadie vaya a ocupar ese puesto. Muy dificil alguien pueda tener la altura intelectual y enorme alegria que dabas a la oficina como para poder sentarse ahi.
Eso si, manda mas Fluido Manchester, porque tuvimos que que quemar dos bidones para desinfectar todo y no alcanzo (jaja, me conoces, no puedo decir algo lindo sin que despues venga un palito!!)jajjajajajajajajjajaja es un chiste.
Un abrazo. Se te va a extrañar!

Paula Cautiva dijo...

Luli: valía la pena mirar un ratito, para ver de qué es capaz la gente por un minuto de aire...

Leo: Yo sé que vos me vas a extrañar, pero no tanto como los trabas de Costanera cuando te mudes al Pellegrini... jejejejeje