martes, 26 de agosto de 2008

De las cosas que nos dan placer

La semana pasada participé de una experiencia maravillosa, conocí un a unas personas fantásticas que durante 5 días me brindaron un espacio de contención y cariño incondicionales.

Durante el evento alguien contó cuánto le gustan los abrazos. De las formas de expresar afecto, creo que debe ser una de las más tiernas y generosas que existen. Un lindo abrazo da energía, da calor, calma, contiene, hasta cura y hay investigaciones al respecto.

Es una forma económica de terapia: es portátil, se puede dar en cualquier lugar y no por eso desubicarse, funciona luego de que se acaba, no hacen falta complementos o maquinarias especiales, son dietéticos, son gratis y no pagan ningún impuesto, dicen que hasta retrasa el envejecimiento! O sea, amigos, amigas, hay que abrazarse más.

Así que no se extrañen si la próxima vez que me ven les pido que me den un abrazo, así sigo retrasando el envejecimiento...

7 comentarios:

Vir dijo...

Ay qué linda esta oda al abrazo! Ante la típica ¿Abrazo o beso?, no lo dudo. Sí sí, espero un abrazo la próxima vez que nos veamos amiga! Pero no porque necesites retrasar lo que no te sucede...

Paula Cautiva dijo...

Ay mi linda!!! Gracias por el elogio de la juventú! Pero mire, no crea, yo me veo algunas arruguitas, así que aprovecho el cariño por partidas múltiples...

EmmaPeel dijo...

Venía a decir lo mismo que Vir:

Querida, venís ligando abrazos y apretujones hasta el acalambro porque de envejecimiento, minga! jajaja

¡Hay que abrazarse más!

Sos la Roberta Galán del abrazo

Paula Cautiva dijo...

Y ni te digo después de este fin de semana, creo que he rejuvenecido hasta la adolescencia... El cariño y los abrazos fueron en proporciones desmesuradas.

EmmaPeel dijo...

Alegrome mucho, porque merecidos están!

besotes

Siesta escandalosa dijo...

Había una canción, no?

Paula Cautiva dijo...

Sietex:
No tengo idea. Pero hay un par de ppts dando vueltas que son adorables...